Colonia Imprema , Gracias, Lempira, Honduras- 42101, Ph. +504 2656-0367, Email : turicentrovilladeada@hotmail.com

Centro histórico de Gracias

Corazón de la mancomunidad Colosuca. La ciudad de Gracias fue fundada en 1536 por el adelantado Pedro de Alvarado y trasladada por tercera vez al lugar actual por don Juan de Montejo. Fue primera capital centroamericana al funcionar aquí la real audiencia de los confines autoridad más alta desde Chiapas (México) hasta panamá en el año de 1544 Gracias conserva su imagen colonial y está declarada el centro histórico como monumento nacional. El recorrido del Centro Histórico de Gracias: sus iglesias, la Real Audiencia de los Confines, la Plaza Central, el Fuerte San Cristóbal, la Casa Galeano y El Jardín Botánico, son tres horas para andar en calles llenas de historia y secretos

Fuerte de San Cristóbal

Construido en 1863, tiene un gran atractivo turístico por su grandiosa vista al valle. Su forma de estrella con regios torreones permiten una vista inmejorable de todo el valle; al norte se ve la montaña de Puca, al sur la imponente montaña Celaque, al este se ven las Iglesias de la ciudad y, dando vista al sol poniente, el atrayente camposanto. Dichos elementos convierten al Fuerte en una cumbre a visitar. Construido sobre un pequeño cerro al lado de la ciudad, aunque no es colonial, tiene un par de hermosos cañones donados por el gobierno Español a Omoa, en el departamento de Cortés, siendo estos más adelante donados a Gracias, Lempira. Un dato curioso: la tumba del ex-gobernante hondureño Juan Lindo, quien fuera uno de los máximos impulsadores de la educación hondureña y salvadoreña la encontramos dentro del Fuerte; su amigo José María Medina, igualmente ex-presidente de la República, construyó esta fortaleza con fines militares pero también la hizo para colocar los restos de Juan Lindo.

Real Audiencia de los Confines

Un 16 de mayo de 1544 la Real Audiencia de los Confines empieza a funcionar en la Villa de Gracias, organización considerada pionera en la defensa de los derechos humanos de la gente indígena. Gracias, en el departamento de Lempira fue capital del país y en sus inicios se llamó Gracias a Dios. La Real Audiencia de los Confines se considera el primer Tribunal de Justicia de Centroamérica; hoy en día se conserva la fachada original para evocar su esplendor en la época colonial ya que guarda el escudo del reinado español y dos leones tallados en piedra, cuyo significado es respeto a la autoridad.

Casa Galeano y Jardín Botánico

La decoración de la Casa Galeano se realizó antes de 1915. Con su discreta elegancia y pintorescos decorados, usted puede fácilmente regresar en el tiempo y deleitarse con el cálido esplendor de una de las familias más célebres de esta localidad. Hasta hoy, en la Casa Galeano usted puede encontrar la historia de la ciudad encerrada en objetos muy antiguos; y si desea un lugar para celebrar un acontecimiento importante, por las noches se convierte en el lugar perfecto. Contiguo a Casa Galeano encontramos el Jardín Botánico fundado por Don Alberto Galeano Trejo y la ayuda de sus cuatro hermanas. Esta serie de especies locales, posee estancias para descansar luego de caminar por sus senderos llenos de la sombra de árboles que tienen hasta 25 metros de altura. Puede escuchar también el canto de pájaros y ver el nacimiento de mariposas, así como observar 40 diferentes especies de plantas en 8,930 metros cuadrados. Parte de las especies fueron trasladadas desde el Jardín Botánico Nacional de Cuba y de otros países como Francia, España, México. Las nueces de Brasil y la palma de Madagascar son algunas de las más representativas, quizá ese fue el origen de la “Palma Real” aun existente en Honduras. Para terminar su recorrido nada mejor que admirar una gran colección de orquídeas traídas desde la montaña de Celaque.

Aguas Termales

un paraiso de salud noha y otro nombre para dar a las aguas termales “presidente” 2 horas en su interior son suficiente para relajarse mental y físicamente. al llegar al lugar el visitante queda deslumbrado con su clima agradable, el canto de los pajaros y por la noche el ruido nocturno y la magia de las sombras A 6½ km. de Gracias, se encuentran unas relajantes, saludables e indescriptibles piscinas naturales de aguas termales, las cuales pueden ser visitadas fácilmente. Las pilas, en donde si gusta puede bañar y aliviarse, siempre estarán colmadas de agua limpia, ya que el agua surge dentro de ellas mismas como un rebalse natural. El azufre que brota es un exfoliante natural para la piel, combate manchas, estrés y hasta la artritis. El sitio está abierto los siete días de la semana, de hecho, la hora favorita de los locales para visitar las aguas termales es por la noche, y aunque a esas horas hay pocas personas, si prefiere algo romántico para estar con su pareja, la mística del lugar se combina con la luz de la luna.

Celaque

En lengua lenca significa “Caja de Agua”. Desde cualquier parte de Gracias, este imponente paisaje natural se observa a lo alto. El centro de visitantes está a tan solo 9 km. del centro de Gracias y es de acceso relativamente fácil. Aun cuando la caminata es placentera, le recomendamos negociar un vehículo en Gracias, para no llegar totalmente cansado al centro de visitantes, ya que de ese punto aun hay que ascender de los 1,400 a los 2500 metros, lugar donde comienza la flora y fauna típica de un bosque nublado. En Celaque verá más de 230 especies de plantas, 45 especies de mamíferos y 269 especies de ave, varias de ellas en peligro de extinción a nivel mundial. A mediados del siglo XX, el Dr. Leiden descubrió una muela de mastodonte en Lempira, desde allí, la paleontología reconoce la importancia de este departamento, donde se han hallado especies antecesoras a las que usted conoce: dos mastodontes, el caballito de tres dedos, un camello primitivo, un oso perezoso gigante, un armadillo gigante y un pariente del hipopótamo actual. Estos provenían de migraciones de Norteamérica y Panamá. De Celaque nacen once ríos en posición vertical que pueden verse estando allí, es como si Celaque fuese un “Volcán de agua”. Llegando a la cima, estaremos en nada más y nada menos el punto más alto de Honduras: Cerro Las Minas.

Lorendiana, Sabor Gracino

Los envasados y dulces de frutas y legumbres de la temporada son los nuevos encantos con que cuenta la región de occidente del país. En Gracias abre sus puertas Lorendiana, cuenta con mucha popularidad por el sabor y la calidad de los envasados de frutas, dulces, encurtidos, vinos y paletas (helados) de todo tipo de sabores que produce en el día a día. En la tienda, el visitante puede degustar desde un helado de mango verde, un dulce o confite de tamarindo o limón y hasta una tableta de coco y leche, convirtiendose en un sitio agradable, que siempre da gusto visitar.

Iglesia de La Merced

Adentrémonos a una de las más antiguas e interesantes iglesias coloniales de Honduras. Su construcción se inició en 1611, pero tomó mas de treinta años concluirla.Su atractiva fachada compuesta por dos torres de campanario y variados motivos decorativos sumado a los detalles en el interior son una muestra del estilo barroco americano.En esa época el Reino de Guatemala, (en aquel entonces toda Centroamérica teniendo su sede en el actual país de Guatemala) fue azotado por varios terremotos, y en el siglo XVIII hubo tres (1717, 1751 y 1773) que fueron responsables de la destrucción casi total que sufrieron las construcciones de la ciudad de Guatemala y de Gracias.

Los historiadores del arte han hecho llamar a las iglesias del reino de Guatemala del siglo XVIII como “El terremoto barroco” frase que ilustra, por un lado, la forma trágica en que se debatieron las ciudades afectadas y por otro, las difusiones del estilo barroco de aquel entonces, pues dicho estilo se mezcló con las creencias lencas y aborígenes.

Iglesia de San Marcos

Data del siglo XVIII, pero su verdadero valor está en conservar al patrono de Gracias: San Marcos el evangelista, por ello es Templo Parroquial de Gracias.

Con una decoración sencilla, el templo alberga los domingos por la mañana, misas con coros musicales muy propios de la Colosuca.

Un dato particular es que, a diferencia de otras iglesias coloniales, su fachada no esta en dirección hacia la Plaza Mayor, curioso, pues la mayoría de catedrales, iglesias y ermitas abren sus puertas principales a este lugar en cada ciudad.

Iglesia de Santa Lucía

La más sencilla, humilde y natural, es distinguida por su piso de barro y un representativo techo de obediencia a Dios. Se viste de color entre diciembre y enero de cada año como escenario de la Fiesta del Guancasco, junto a San Sebastián.

Esta celebración entre “villanos” y “mejicapas” mezcla una serie de tradiciones indígenas de origen Lenca y costumbres católicas heredadas en tiempos coloniales

Iglesia de San Sebastián

Data del siglo XX, se ubicaba inicialmente frente a la Iglesia de La Merced, pero a causa de los pasados terremotos se tuvo que demoler siendo reconstruida frente a la Casa Galeano.Cada 20 de enero este lugar se torna un escenario de tradiciones y colores durante la celebración de la Fiesta del Guancasco.

Check Abailability

Hotel Branches
* Please select branch
Check In
Night
Check Out
Adults
Children